Producto de un sueño.


Setecientos cincuenta monumentales mililitros que honran la perseverancia y pasión de su fundador. Eje de la balanza que con su estática y serena presencia todo lo armoniza. Anhelos dispersos en su especial terruño, abrazándolo, siendo uno.

Intersección memoriosa que contempla el cruce de

3 generaciones;

de 3 universos.


Decía Cesar Constantino

"El buen vino,

solo con buenas uvas".


Un vino que comienza con la primer flor de la primavera y la primer danza otoñal del viento vestido en hojas color ocre.
Enología reflexiva, perceptiva,
con cariño. Traducción acuosa de los elementos.

Vino 100% hecho por la familia.
Añejado 13 meses en barrica francesa.
Capacidad de guarda media-alta.

TEMPERATURA IDÓNEA:
Tomarse a 17 grados Celsius.